Status social


Obreros saliendo del trabajo – Edvard Munch

Saliendo del edificio municipal me llama la atención de forma antipática y arrogante la mujer de recepción, “que es lo que buscabas arriba” le comento que fui arriba área de igualdad para informarme de las actividades, (que para eso esta la oficina arriba, mira que…), ni corto ni perezoso, seguidamente le pregunto el porque de su pregunta, y su respuesta es que “hay que controlar quien sube a las dependencias porque últimamente sube gente rara”

Vale, soy una persona rara, a ver… no llevo tatuajes, ni pendientes, ni piercig, ni cadenas de oro, el pelo ni extravagante ni rapado, (si te cruzas conmigo en una acera, no necesitas cambiarte de acera por si las moscas… por la pinta que llevo) pero claro… llevaba el uniforme del trabajo y una mochila, porque se me ocurrió con las prisas pasarme al salir del trabajo, igual si hubiera ido trajeado con corbata y maletin, según la escala de valores de esa mujer seria una persona “respetable”, pero un humilde obrero es gente “rara”, a veces se me olvida esos pequeños detalles en la vida diaria, y claro de golpe me tengo que acordar que otros viven con otras escalas de valores, tanto tienes tanto vales, o lo que es lo mismo, tanto aparentas tanto vales.

Anuncios

The URI to TrackBack this entry is: https://emocionesysentimientos.com/2008/09/16/status-social/trackback/

RSS feed for comments on this post.

10 comentariosDeja un comentario

  1. Ya con Oásis coincidimos en su día, y ahora, que leo este post tuyo, me hace gracia que vuelva a ocurrir. Hablo de lo mismo en los dos poemas que he colgado en El poeta accidental . De todos modos, Daniel, yo que, sin pretenderlo, soy tildado muchas veces de “rarito”, te diré que los que señalan siempre son los más pobres de espíritu, y por eso se fijan en el exterior, que es lo único que ofrecen y son capaces de ver.

    Un abrazo, lleves el uniforme del curro, el pijama o lo que sea.

    David

  2. Aun llevando tatuajes, pendientes, piercig, cadenas de oro y/o el pelo extravagante o rapado, tampoco tendrías que ser una persona rara. Pero te entiendo, y estoy contingo en lo de que seguramente si hubieses ido trajeao y con pinta de “broker financiero” seguro que ni siquiera te hubiesen preguntado…Lo que pasa es que un tanto por ciento muy alto de funcionarios que se aburren demasiado en su trabajo y no tienen otra cosa que hacer que tocar las pelotas. (no quiero generalizar, pero es mi percepción). Muchos de ellos se creen los amos del lugar.
    Lo primero que deberían enseñar en las oposiciones que realizan es el concepto de empatía.
    Besotes! Cuidate.

  3. Ayer mientras bajaba de una vereda del campo de un pueblo cercano, en el mismo carro que yo, iba un señor humilde cuyas ropas no estaban muy limpias. Lo observé por un momento tratando de adivinar cuál era su vida, sus uñas relataron que araba el campo, sus zapatos me dijeron que caminaba mucho y su chaqueta me contó, que aunque raída y curtida, le había serivo de abrigo mucho tiempo.

    Si este señor se presenta humildemente a una clínica para una cita médica y al mismo tiempo se presenta alguien de corbata pero con menos urgencia de ser atendido, te apuesto a que atienden al segundo primero.

    Yo no soy quien para tirar la primera piedra y decir que no he juzgado a alguien por su apariencia así como yo misma he sido juzgada alguna vez. Pero si he sabido que entre más se camina en el mundo, más humanos nos volvemos y la apariencia importa menos.

    Pero al mundo le falta mucho!!!

    Saludos.

  4. Si supieran que van a morir igual, mirarían a la gente de forma diferente. Saludos.

  5. Vivimos demasiado de prisa. Nos tenemos quedar con la superficialidad de las apariencias por falta de tiempo para tomar decisiones.

    Saludos.

  6. Ni el menor caso a la gente que es así de ignorante =)
    la gente vale lo mismo en traje de corbata, uniforme de trabajo o como si está desnudo. Además, no es lo que vales, sino lo que demuestras valer =)

    besote! nos vemos ^^

  7. Terrible y más terrible aún saber que incurrimos en ello a cada rato!!

  8. Y eso que la pobre no sabía que escribes. Eres raro o no eres raro?
    Si ser raro es no aceptar el redil que se nos ofrece, yo me apunto.

    Un abrazo, amigo

  9. davigl, al final ser raro sera una virtud

    alicia, sera que ser funcionario atonta el cerebro, y que los que tienen poca empatía son unos hachas aprobando oposiciones

    Marcela, cierto el que mas y el que menos juzga por las apariencia al prójimo, cierto también que el que se cree que esta arriba siempre mira con desprecio a los humildes, y no suele haber viceversa.

    wig, si hay gente que pasa por la vida sin pena ni gloria emocionalmente hablando, nadie les echara de menos cuando falten.

    Neurotransmisores, cierto vivimos demasiado deprisa y con las prisas construimos una sociedad de desafecto colectivo.

    Unala, valemos lo que creemos nosotros mismos que valemos.

    tajalapiz, continuamente procuro y me esfuerzo por ver el ser de la persona y no el tener, aunque de algunos poco ser hay.

    inzoa ser “raro” al final es una virtud, visible solo para los virtuosos de corazón.

  10. Por desgracia hay muchas personas que se guian por las apariencias y dejan pasar grandes oportunidades de conocer a gente que merece la pena…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: