Percepción emocional de la realidad


Washington cruzando el Delaware

Washington cruzando el Delaware

Leyendo historia, cosas que cambiaron el curso de la historia. El Cruce del río Delaware por George Washington en 1776 en la guerra de independencia de las colonias americanas, después de 6 meses de derrota tras derrota que redujeron su ejercito a 2.000 hombres (de mas de 20.000), y perder el control varias colonias a manos de los ingleses, el general Wanshington, de noche cruza el rió medio helado en plan comandos, el día después de navidad, ataca por sorpresa una guarnición de 1.000 Hessian de mercenarios alemanes, después de la victoria ser retira volviendo a cruzar el rió, temiendo los amplios refuerzos ingleses.

Literalmente fue una escaramuza táctica sin valor operacional o estratégico, lo que me a sorprendido, es que cambio la historia porque, esta pequeña batalla, alentó la moral y las ganas de independencia, en cambio los derrotados en vez de analizar objetivamente los hechos, se dejaron llevar por las emociones, vieron una gran derrota, periódicos de Francia e Inglaterra hablaban de la derrota, se desmoralizaron y en consecuencia tomaron decisiones erróneas guiados por sus emociones catastróficas.

Esto me hizo pensar en esas “pequeñas batallas de la vida diaria“, cuando en el trabajo, estudio, vecinos, familia, pareja, percibimos una frase, comentario o situación, son pequeñeces sin valor global en la vida, nos lo tomamos muy a pecho, dándole mas importancia de la que tiene, peor cuando muchos han cambiado de trabajo, dejado estudios, de residencia rota parejas a consecuencia de esas pequeñas vivencias dimensionadas emocionalmente sin motivo justificado, a veces hay que parase a pensar y darse cuenta que las emociones cuando no sabemos controlarlas distorsionan la realidad.

Aprender a gestionar las emociones es una tarea pendiente para el ser humano, y no sólo como individuos sino también como sociedad.

Anuncios
Published in: on 31 agosto 2009 at 20:19  Comments (10)  
Tags: , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://emocionesysentimientos.com/2009/08/31/percepcion-emocional-de-la-realidad/trackback/

RSS feed for comments on this post.

10 comentariosDeja un comentario

  1. Totalmente de acuerdo. A veces uno se puede poner muy mal por un evento que no tiene en sí gran importancia, y ese pequeño aspecto de nuestra vida oscurece el resto.
    A mi me sirve hablarlo con alguien imparcial que me ayuda a ver las cosas en su verdadera dimension

    beso

  2. ¡Que casualidad! Desde el viernes vengo repitiendome esta frase en distintas ocasiones ¡Cuanta verdad! Hay que darle a las cosas la importancia que corresponde, así es.
    ¡Abrazos!

  3. En esta vida somos todos muy parecidos, sólo nos salvan los detalles, porque marcan la diferencia, y ésta produce temor. En pequeñas acciones se encierran grandes revoluciones. Disfruté con tu post.

  4. http://www.lavanguardia.es/lacontra/lacontra.html

    Antonio Galindo,´coach´y asesor emocional, implanta sistemas de inteligencia emocional

    “Somos mucho más libres de lo que nos exige la sociedad”

    IMA SANCHÍS – 04/09/2009

    Tengo 43 años. Nací en Ronda (Málaga), y vivo entre Madrid y Barcelona. Licenciado en Psicología y Pedagogía. Dirijo la empresa Asesores Emocionales. Estoy divorciado y no tengo hijos. Creo profundamente en la libertad del ser humano y que todos somos uno
    ¿El sexo es puro movimiento?

    Sí, es presente permanente, está vivo, pero la mente todo lo quiere cuadricular.

    Aboga por el descontrol.

    Eso es el sexo, pese a que nuestra cultura pretenda estabilizar, asegurar, establecer, determinar, formalizar.

    Entonces tenemos un problema.

    … El de creer que una relación estupenda es la que no tiene cambios, cuando la vida es movimiento, cambio y transformación.

    ¿Qué marca esa transformación?

    Las necesidades propias. El sexo es una dimensión que hemos tenido que encajar, porque somos mucho más libres de lo que nos exige nuestra sociedad. Si estoy en pareja y siento que me gustan otras personas…

    ¿Qué hago?

    No se trata de hacer todo lo que tus sentidos te pidan, sino de conectar con tu corazón y saber que, cuando se abre, no se gobierna. Si estás casado y se cruza en tu vida otra persona que te fascina, tenemos un problema.

    Efectivamente.

    Se trata de reconocer, que no es padecer. Darte cuenta de que esa dimensión de movimiento está viva dentro de ti y que te lleva a una continua renovación de la relación; o eso o represión. Cuando las parejas son cotos privados de caza no existe versatilidad.

    ¿Hay que dejarse llevar?

    Sí. Eso que sientes irá enriqueciendo la relación, habrá creatividad y expansión, actualidad permanente, no habrá aburrimiento y, por tanto, habrá comunicación, conexión.

    Tiene su lado negativo.

    Lo tiene tal como entendemos la relación, que uno se enamore de otro se vive como un drama, como una traición.

    Dele la vuelta al drama.

    ¡Qué bien que haya una energía nueva en nuestra relación!

    ¡Vete, vete con esa otra o con ese otro y luego me lo cuentas!

    Lo primero es apertura y escucha. Cuando en una pareja aparece una nueva energía, los dos están llamados a ver qué pueden hacer, y hay millones de opciones. Una de ellas es involucrar al tercero, hacer un trío.

    ¿?

    Lo que yo quiero que entienda es que estamos hablando de sentimientos aprisionados en una estructura muy formal que tiene que ver con un concepto de familia cerrada en el que cualquier intento de sacar la cabeza fuera se vive como traición, y así no hay manera de activar la creatividad.

    ¿Y la represión nos lleva a las disfunciones sexuales?

    Sí. La impotencia, la mal llamada frigidez…, todo ese tipo de problemas son un código, están ahí para avisarnos de algo, a lo mejor resulta que quieres hacer cosas diferentes con tu pareja y no se lo has pedido. Tememos la pérdida de control.

    ¿Qué propone?

    Creer que el cónyuge tiene que darme todo lo que necesito es mentira. Si miramos el histórico de una pareja que dura, probablemente veremos periodos en los que algún miembro ha tenido una relación fuera. Y eso no es malo, es enriquecedor si el otro lo permite y la fuerza del amor está vigente.

    Pide mucho.

    En un momento dado separar lo sexual de lo afectivo es una fuente de aprendizaje enorme, pero topamos con una gran creencia: que si comparto el cuerpo con alguien que no es mi pareja es un atentado, y no es cierto. Lo que habría que analizar es por qué causa tanto drama y estupor en la pareja.

    ¿Por qué?

    Las relaciones están basadas en la propiedad privada. En el fondo es un tema de posesividad; lo que nos motiva es el control, y eso no es movimiento.

    ¿Cómo transformar una relación cerrada en una abierta?

    Primero, el reconocimiento de la propia necesidad, lo que se suele negar. Hay que conectar con uno mismo con honestidad. El egoísmo viste mal, pero es la fuente del mantenimiento de una relación. ¿Cómo voy a darte si no me doy, si no estoy lleno de mí?

    Estábamos con las creencias.

    Peligrosísimas. Tenemos un esquema básico de sexualidad: sexo en familia, heterosexual y parejocéntrico. Salirse de eso se vive con incriminación, descrédito y vergüenza. En el interno de las parejas hay millones de alternativas y el sufrimiento viene de la diferencia entre lo que uno quiere vivir y ese modelo básico subyacente.

    Todos tenemos un ideal.

    El código de la vida se expresa en función de la conexión, resonancia y fluidez, dejar que las cosas sucedan. Intentar que alguien encaje en mi ideal es forzar. El problema es que la frustración es muy rentable.

    Siempre queremos más.

    La clave mágica que tiene nuestra cultura para promover el consumo es establecer un ideal altísimo que cause frustración: siempre habrá un reto mayor. ¿Qué tal si te cargas el ideal, si te aúnas con el código de la fluidez, de la conexión, de la resonancia; si investigamos estos otros lugares? A la economía de mercado le encanta cebar ideales.

    ¿No hay nada que buscar?

    No. Observa el encuentro, porque, si no, estamos todo el rato golpeados por un ideal que tiene que llegar. Conecta con lo que hay, con tus encuentros actuales. Trabaja las creencias, que es lo que nos hace sufrir porque nos marca un ideal elevado que contrasta con la realidad. Si cambio la creencia, cambia la emoción y la realidad.

    La Contra
    “Somos mucho más libres de lo que nos exige la sociedad”
    Fluir
    En Las mentiras del sexo (Kairós), este pedagogo autor también de Kit básico de supervivencia emocional nos cuenta que las relaciones se basan en la conexión: “Cuando dos personas conectan, hay resonancia, una especie de atracción inexplicable e inevitable, y lo único que debemos hacer es fluir. Pero el código en el que nos movemos socialmente nos invita a forzar, agarrar, establecer, poseer”. De esta forma perdemos la frescura, aparecen las disfunciones sexuales, la inapetencia, la frustración y el juicio a los que viven su sexualidad de forma diferente. Galindo nos invita a experimentar y sentir desde nosotros mismos, “porque vivir la sexualidad y vivir la vida… es lo mismo”.

    http://www.lavanguardia.es/lacontra/lacontra.html

    • Hola Soy Carolina, tengo 45 años y tengo tres hijos ya adultos pero solteros y estoy desesperadamente casada con 25 años de matrimonio y que he vivido sin voluntad y olvidada de mi misma, lleva de prejuicios religiosos, limitantes y angustias, he recibido agravios y humillaciones que por mi temor religioso crecieron y acumularon resentimientos y costumbre a la tolerancia involuntaria, enfocando conductas que en realidad no son mias ni acepto pero que salen en plan defensivo para sobrevivir a esa conducta ajena a mi sentir. Actualmente no se ni porque estoy aqui y con tantos miedos, me doy cuenta que mi costumbre de sobrevivir es el famoso estereotipo arraigado por la equivocacion religiosa antigua en la que he crecido espero encontrar soluciones nuevas que me liberen desde adentro para poder ser yo misma y olvidarme de la sociedad que marca y tacha los sentimientos y emosiones de la mujer.

  5. Kenneth Nowack, psicólogo, experto en inteligencia emocional
    “Un mal jefe puede llegar a matar de estrés a sus empleados”
    IMA SANCHÍS – 25/09/2009

    Tengo 54 años. Nací en San Francisco y vivo en Santa Mónica (California). Casado y sin hijos. Dirijo una consultora especializada en gestión del comportamiento y soy profesor en UCLA. Soy judío, pero por encima de eso creo que cada uno debe buscar su motivo de existir

    ¿Hombres y mujeres nos enfrentamos al mundo de forma distinta?
    Las mujeres tienen una manera de enfocar la vida mucho más participativa, de inclusión y confianza en los demás.
    ¿Cuestión de hormonas?
    Sí, se debe al péptido prosocial llamado oxitocina, sumado a las diferencias cerebrales y la socialización. Las mujeres bajo estrés muestran una respuesta única, diferente de la reacción típica de lucha o huida.
    ¿Hay más opciones?
    Reaccionáis protegiéndoos vosotras mismas y a vuestra descendencia mediante comportamientos de cuidado y formando alianzas con un grupo social más amplio.
    ¿Ellos luchan o huyen y nosotras cuidamos y hacemos amigos?
    Así es, las bases biológicas de la empatía y la confianza, según estudios recientes, apoyan la idea de que las variaciones en el nivel de oxitocina en hombres y mujeres se asocian significativamente con un aumento de la confianza, la colaboración, la empatía y el comportamiento prosocial de las mujeres.
    Entonces las féminas lideran mejor…
    Sí, vosotras sois más eficientes creando ambientes de participación, pero en cambio en dureza y determinación ganamos nosotros.
    … Cuestión de bemoles.
    Hoy tenemos claro que los líderes impactan no sólo en la productividad y lamotivación, tienen un impacto importante en la salud física y psíquica de los empleados.
    ¿Tener un jefe difícil afecta a la salud?
    Pager y colaboradores hallaron valores elevados de presión arterial en empleados que trabajan bajo las órdenes de personas con escasa capacidad de liderazgo. Los malos jefes, los que provocan estrés, pueden llegar a matar literalmente a sus empleados.
    Caray, si que son peligrosos…
    El cortisol mantenido (hormona que segregamos cuando estamos estresados) puede llegar a deteriorar órganos vitales.
    Un neurólogo me dijo que una persona nerviosa puede influir en los otros aunque no abra la boca…
    Conozco esos estudios sobre la emocionalidad contagiosa que demuestran que los estados emocionales son como un germen que se propaga, por eso en las empresas los líderes son los que marcan el tono. Pero, del mismo modo, una simple sonrisa provoca en el interlocutor una respuesta neurológica que le hace estar más abierto y dispuesto a colaborar.
    ¿Y si no sonríes, si no expresas nada?
    Las hormonas espejo están preparadas para captar cualquier variación en la expresión. Su cerebro, incluso antes de que lo pueda pensar, está programado para detectar el peligro, así que eso que llaman instinto actúa antes que el raciocinio y te dice si puedes confiar en esa persona o no.
    He conocido a individuos cuya sola presencia crea armonía…
    Es un hecho fisiológico. Hay personas que segregan más oxitocina y los otros lo captan inmediatamente y, a su vez, se ponen a segregarla. Cuando tú percibes que alguien confía en ti segregas más oxitocina.
    ¿Hay gente que tiene el poder de cambiarnos fisiológicamente?
    Hay estudios que demuestran que monjes budistas, con miles de horas de meditación, han tenido un cambio a nivel estructural cerebral y tienen mayores dosis de oxitocina y menos cortisol y, obviamente, esto afecta a las personas con las que en un momento dado se relacionan.
    ¿Lo que está dentro está fuera?
    Sí.
    Celebramos el día mundial de la Paz, ¿la manera de conquistarla es cambiando nuestro interior?
    Sí, creo que es la única posibilidad.
    ¿Cómo bajar el nivel de estrés general, cómo segregar más oxitocina?
    Pensar, sentir y comportarse como si tuvieras altos niveles de oxitocina. Yo hago un ejercicio muy simple cada día: en cuanto me despierto pienso en algo positivo y lo intento sentir. Luego me propongo hacer algo positivo durante el día para mí y para los demás. Eso, realizado a diario, te cambia. Y le daré una idea para combatir el estrés.
    Fantástico.
    Hay que cambiar la cinta de casete que nos suena en el cerebro. Pensar: ¿hay algo peor a esta situación que me abruma? La respuesta no varía: todavía estoy vivo. Hay que hacerse mentalmente resistente, eso te hace físicamente resistente.
    Oxitocina, oxitocina, oxitocina…
    Zas y colaboradores hicieron un estudio muy interesante: a 200 inversores les hicieron inhalar una dosis de oxitocina y compararon su comportamiento con el de personas control que inhalaron un placebo.
    ¿Y qué ocurrió?
    Los que recibieron oxitocina fueron un 80% más generososymostraron la máxima confianza en el juego de inversión que se utilizó para medir la colaboración y la confianza. Este experimento demuestra que un aumento de oxitocina en el cerebro provoca un aumento en la colaboración, la confianza y el sentimiento de tratar a personas desconocidas como dignas de confianza.
    Pues hagamos un perfume.
    Sería perfecto e imposible. Pero yo no me esperaba que una hormona tuviera tanto efecto. Imagine que hubiera más oxitocina (confianza, compromiso, apertura) entre los líderes mundiales.

    Hormonas de futuro

    “Cada uno nace con cierta capacidad de felicidad, pero ese nivel se puede trabajar a través del pensamiento y, sobre todo, de los actos”. Ha participado en el I Congreso Internacional de Liderazgo Femenino (Universitat Pompeu Fabra). Con su ponencia sobre neurobiología del liderazgo dejó claro que el liderazgo femenino, la oxitocina frente a la testosterona, es mucho más ventajoso para empleados y empresarios. Son 25 años estudiando la inteligencia emocional junto al profesor Goleman y transmite esperanza: “Creo que el destino de los humanos es librarse de la violencia, conseguiremos nuestro máximo potencial, del que todavía estamos muy lejos. El mundo debe feminizarse”.

  6. ¿Cómo se puede fluir sin dolor?
    No encuentro la manera de fluir he vivido con tantos límites y exigencias de perfección que ni el sexo me ayuda a ser yo.
    ¿Se puede fluir sin olvidar?
    Las marcas tienen mucho que ver en el olvido
    ¿Cuando se puede fluir?

    • Carolina Guarneros: la sociedad las personas con quien tratas, exige que seas y te comportes como deberías, sin pensar si estas contenta contigo misma.
      Sin preguntarte como te sientes, si eres feliz, por mucho que intentes complacer a los que te rodean cumplir sus deseos no hará que brotes tus alegrías, de hay que te sientas sin rumbo definido, sintiendo que el camino andado a sido inútil.
      Nunca es tarde para trazar nuevos caminos con lo aprendido hasta hoy, solo hay que desaprender lo que es un lastre, y atreverse a vivir desde el interior.

      • Hola me da gusto que me contestes y me digas que me atreva a vivir desde el interior sabes eso es lo que me gustaría pero también me encuentro débil e insegura por tantos ojos a mi alrededor. Me gustaría saber como puedo iniciar con el convensimiento de hacer algo que me lleve al otro camino y que este segura para no voltear atras. Soy siempre honesta, sincera, sensible, bella y carismática pero de todo lo que puedo transmitir me quedo sin nada al verme otra vez en el mismo lugar por diferentes circunstancias pero ahi en mi vitrina con miedo de salir pues regreso,tengo muchos sueños de libertad pero no se la costumbre me agovia y luego el chantage del arrepentimiento. Tengo muchos sentimientos y emosiones que dar y luego viene la costumbre, era libre y ahora que paso no lo se y en realidad estoy sola, me gustaría tener muchas personas y mostarme y ser libre pero no encuentro la manera de ese camino. ¿Cómo, hago,como?

  7. HoLa a todos¡ Soy Carolina, aspirante a psicóloga de la Universidad de Granada. No sé como, por casualidades de la vida, vine a parar a esta web que me ha enriquecido muchísimO.Pienso que la emoción y la afectividad es de lo más importante para cada uno de nosotros en la vida. No sé muy bien como vá pero me gustaria registrarme en esta web.
    GRACIAS a todos. Un saludo, Carolina.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: