Musicos callejeros


Navegando uno encuentra músicos que no dependen de grandes discográficas, músicos que cantan en plena calle con pasión por lo que hacen, sin ansias comerciales, solo el placer de deleitar al que quiera detenerse a escuchar.

Asi nació el movimiento Playing For Change, Mark Johnson, embelesado decidió que el arte debía ser compartido por el resto del mundo, con un equipo portátil de grabación fue grabando por todo el mundo dando esto como resultado.

Playing For Change – Stand by me

De rebote esta muy lograda versión cantada por Timon, desconozco quien le pone la voz aun así lo hace bastante bien, y lo divertido que es el vídeo.

Published in: on 20 diciembre 2009 at 19:44  Comments (1)  
Tags:

Elogio a la mujer brava


Foto: Héctor Abad F. Fuente: el mundo

A los hombres machistas, que somos como el 96 por ciento de la población masculina, nos molestan las mujeres de carácter áspero, duro, decidido. Tenemos palabras denigrantes para designarlas: arpías, brujas, viejas, traumadas, solteronas, amargadas, marimachas, etc.

En realidad, les tenemos miedo y no vemos la hora de hacerles pagar muy caro su desafío al poder masculino que hasta hace poco habíamos detentado sin cuestionamientos. A esos machistas incorregibles que somos, machistas ancestrales por cultura y por herencia, nos molestan instintivamente esas fieras que en vez de someterse a nuestra voluntad, atacan y se defienden.

La hembra con la que soñamos, un sueño moldeado por siglos de prepotencia y por genes de bestias (todavía infrahumanos), consiste en una pareja joven y mansa, dulce y sumisa, siempre con una sonrisa de condescendencia en la boca. Una mujer bonita que no discuta, que sea simpática y diga frases amables, que jamás reclame, que abra la boca solamente para ser correcta, elogiar nuestros actos y celebrarnos bobadas. Que use las manos para la caricia, para tener la casa impecable, hacer buenos platos, servir bien los tragos y acomodar las flores en floreros. Este ideal, que las revistas de moda nos confirman, puede identificarse con una especie de modelito de las que salen por televisión, al final de los noticieros, siempre a un milímetro de quedar en bola, con curvas increíbles (te mandan besos y abrazos, aunque no te conozcan), siempre a tu entera disposición, en apariencia como si nos dijeran “no más usted me avisa y yo le abro las piernas”, siempre como dispuestas a un vertiginoso desahogo de líquidos seminales, entre gritos del hombre (no de ellas, que requieren más tiempo y se quedan a medias).

A los machistas jóvenes y viejos nos ponen en jaque estas nuevas mujeres, las mujeres de verdad, las que no se someten y protestan y por eso seguimos soñando, más bien, con jovencitas perfectas que lo den fácil y no pongan problema. Porque estas mujeres nuevas exigen, piden, dan, se meten, regañan, contradicen, hablan y sólo se desnudan si les da la gana. Estas mujeres nuevas no se dejan dar órdenes, ni podemos dejarlas plantadas, o tiradas, o arrinconadas, en silencio y de ser posible en roles subordinados y en puestos subalternos. Las mujeres nuevas estudian más, saben más, tienen más disciplina, más iniciativa y quizá por eso mismo les queda más difícil conseguir pareja, pues todos los machistas les tememos.

Pero estas nuevas mujeres, si uno logra amarrar y poner bajo control al burro machista que llevamos dentro, son las mejores parejas. Ni siquiera tenemos que mantenerlas, pues ellas no lo permitirían porque saben que ese fue siempre el origen de nuestro dominio. Ellas ya no se dejan mantener, que es otra manera de comprarlas, porque saben que ahí -y en la fuerza bruta- ha radicado el poder de nosotros los machos durante milenios. Si las llegamos a conocer, si logramos soportar que nos corrijan, que nos refuten las ideas, nos señalen los errores que no queremos ver y nos desinflen la vanidad a punta de alfileres, nos daremos cuenta de que esa nueva paridad es agradable, porque vuelve posible una relación entre iguales, en la que nadie manda ni es mandado. Como trabajan tanto como nosotros (o más) entonces ellas también se declaran hartas por la noche y de mal humor, y lo más grave, sin ganas de cocinar. Al principio nos dará rabia, ya no las veremos tan buenas y abnegadas como nuestras santas madres, pero son mejores, precisamente porque son menos santas (las santas santifican) y tienen todo el derecho de no serlo.

Envejecen, como nosotros, y ya no tienen piel ni senos de veinteañeras (mirémonos el pecho también nosotros y los pies, las mejillas, los poquísimos pelos), las hormonas les dan ciclos de euforia y mal genio, pero son sabias para vivir y para amar y si alguna vez en la vida se necesita un consejo sensato (se necesita siempre, a diario), o una estrategia útil en el trabajo, o una maniobra acertada para ser más felices, ellas te lo darán, no las peladitas de piel y tetas perfectas, aunque estas sean la delicia con la que soñamos, un sueño que cuando se realiza ya ni sabemos qué hacer con todo eso.

Los varones machistas, somos animalitos todavía y es inútil pedir que dejemos de mirar a las muchachitas perfectas. Los ojos se nos van tras ellas, tras las curvas, porque llevamos por dentro un programa tozudo que hacia allá nos impulsa, como autómatas. Pero si logramos usar también esa herencia reciente, el córtex cerebral, si somos más sensatos y racionales, si nos volvemos más humanos y menos primitivos, nos daremos cuenta de que esas mujeres nuevas, esas mujeres bravas que exigen, trabajan, producen, joden y protestan, son las más desafiantes y por eso mismo las más estimulantes, las más entretenidas, las únicas con quienes se puede establecer una relación duradera, porque está basada en algo más que en abracitos y besos, o en coitos precipitados seguidos de tristeza. Esas mujeres nos dan ideas, amistad, pasiones y curiosidad por lo que vale la pena, sed de vida larga y de conocimiento.

¡Vamos hombres, por esas mujeres bravas!

Héctor Abad F.

Published in: on 7 diciembre 2009 at 19:12  Comments (12)  
Tags: , ,

Cambiar de rumbo


Bromeaba con una amiga, que por su estatura y delgadez la imaginaria con un coche tipo Nissan micra, y no con el monovolumen que tiene, a lo cual me comento entre risas:
Como sabes voy a Francia en vacaciones a ver a mi familia, en mi anterior coche, los niños, cuñados, maletas ,el perro, íbamos tan a tope, y me dije el “próximo coche que me compre sera grande”( mas a menos al estilo Escarlata O’Hara, jaja) pero… ya ves ahora solo vamos yo y el niño y nos sobra coche.

Me quede pensando y razone con ella, así que tomaste una decisión acertada y lógica en un momento determinado “necesito un coche grande”, pero en el momento de ejecutar la acción años después te olvidaste de actualizar la situación en el “ahora”, que las circunstancias habían cambiado, “pues es verdad, bueno por si me hace falta dijo riéndose”, verdad, solo era un simple coche.

Es curioso el proceso neuro-psicologico de tomar decisiones:
Ya sea por complacer o no defraudar a alguien (la de veces que nos dejamos manipular)
Ya sea a través del inconsciente (mas de lo que se piensa)
Ya sea conscientemente (menos de lo que se cree.)
Ya sea usando la inteligencia racional (o eso queremos creer)
Ya sea con la inteligencia emocional (lo que nos guía aunque lo minimicemos)

Al final de proceso, ya sabemos lo que queremos y seremos felices, ¿para siempre?. Parase a pensar porque se esta estudiando determinada carrera, ejerciendo determinada profesión, o determinada relación sentimental, igual puede ser que esa apatía o depresión que hace estragos en la sociedad actual, venga porque los motivos e ilusiones ya no existen, caducaron, perdieron validez. “el cambiar de rumbo” darse cuenta de que nos motiva a tiempo presente ya es un paso para vivir mas plenamente, a veces la infelicidad no viene, la creamos nosotros mismos.

Pesada crisis


pesada crisis

Published in: on 6 noviembre 2009 at 18:01  Comments (4)  
Tags:

El inmigrante


Titular de una patera en un periódico en 1949

pateras

“El inmigrante”, no me refiero al titulo de la canción, ni a la película de Chaplin, era una persona que vi este verano en una calle de mi ciudad cuando la ambulancia que se llevaba tras ser atropellado por un coche, demasiados policías locales tomando declaración a los transeúntes para constatar que la la responsabilidad era solo de ese persona que cruzo temerariamente porque huía de la policía.

No huida por robar ni nada parecido, la persecución era porque el inmigrante solo vendía CD de música en plena calle (conocido popularmente como “Top manta”) sin tener el correspondiente tramite administrativo del IAE (Impuesto de Actividades Económicas) y alta autónomo para poder vender productos.

Exceso de celo de la policía, supongo que sera porque habiendo erradicado la delincuencia y violencia, le preocupan estos menesteres, que fuera una persona de raza negra tampoco le ayudaría para dialogar con la policía y evitar que le confiscaran la mercancía, de algo tiene que comer no se va a echar a robar

Igual era imaginación mía pero a varios policías se les veía con caras muy serias, como con vergüenza de lo ocurrido, igual escucharon como los ciudadanos comentaban lo ocurrido y las miradas señaladoras (incluida la mía) hacia ellos.

Haciendo comparaciones y un poco de memoria histórica, hubo un tiempo que había personas que por necesidad emigraban a otros continentes (América África Asía), eso si, no iban a vender CD de música ni iban en pateras controladas por mafias, se lo montaron mejor, iban en buques armados hasta los dientes diciendo aquí estoy yo, y al que no le guste…

Curioso que la prensa llegan a usar la palabra “invasión” al referirse a la llegada simultanea de varias pateras con centenares de inmigrante, para una población de 44 millones de españoles, la comparación numérica es absurda, el olvido de donde venimos clamoroso, igual la prensa nos quieren adoctrinar en algo.

Published in: on 18 octubre 2009 at 18:43  Comments (2)  
Tags: , ,

Autoafirmación


autoafirmacion

Un hombre de 48 años que durante muchos años había trabajado esforzadamente para mantener a su esposa y a sus tres hijos, sueña que a los 50 años abandonar su exigente y estresante trabajo, por otro en el que gane meno dinero pero que le permita algo de ocio que nunca ha tenido. Siempre a deseado mas tiempo para leer viajar y pensar, sin la presión de sentir que estaba descuidando trabajo.

Cuando anuncia esta intención de una cena familiar todos se agitan y manifiestan una única preocupación, como se vera afectado el nivel de vida de cada uno si el padre coge un empleo peor retribuido. Nadie muestra interés alguno por el contexto las necesidad o los sentimientos del padre

El padre se pregunta, ¿como puedo oponerme a mi familia?, ¿no es la primera obligación de un hombre ser un buen proveedor?. Quiere que su familia piense que es un buen hombre, y si para ello ha de abandonar sus sueños, esta dispuesto a ceder ni siquiera tiene que reflexionar sobre el particular. el habito de ceder se ha arraigado en él a lo largo de toda su vida.
(Los seis pilares de la autoestima- Nathaniel Branden)

Cuando hay sentimiento de culpa por vivir desde la autoafirmación, cuando noto los ojos de los que me rodean me sancionan por elegir mi camino en vez de eligir el que ellos marcan, me paro y pienso.

Yo no estoy aquí para vivir de acuerdo a las expectativas de otras personas ni para satisfacer sus necesidades”.

La debilidad o inseguridad de atreverse a vivir para uno mismo, no es nuestra, es forzada por ellos, en algún momento le dimos el mando de nuestras decisiones, ya sea a la pareja familia o amigos, nos autosometemos a un chantaje, por temer perder su amor o cariño, por no ceder a sus necesidades.

¿Acaso no lo perdimos ya?.
¿Acaso nos quiere quien nos somete?.

Rediseñar, soltar laste, reconfigurar las relaciones establecidas, la vida es como una película, en algún momento nos infravaloramos siendo un actor secundario, y en la vida de uno mismo somos el actor principal y ya sabes quien es el guionista.

Sinceridad en el amor


Buscando canciones de salsa me encuentro con esta canción, la letra me gusta, parte de la premisa que si dejamos de lado el orgullo, el rencor, el resentimiento, que cuando uno se atreve a admitir un “Te necesito” no es un signo de debilidad, con el tiempo uno descubre que solo el que es fuerte puede honestamente admitirse necesitado de amor.

Tú como estas
Te llamaba para preguntarte como está tu vida
Lejos de ti
Yo por mi parte caminando a solas y curando heridas

Día tras día creí olvidarte pero aparecías por cualquier esquina
Tú como estas
Yo de rodillas
Esperando que vuelva tu amor a mi vida vacía

Tú como estas, como te va sin mí
Haz encontrado un nuevo amor o aun me esperas
Yo como vez, desesperado
Es mentira que pude olvidarte por eso te llamo.

Tú como estas, como te va sin mi
Haz encontrado un nuevo amor o aun me esperas
Yo como vez, desesperado
Es mentira que pude olvidarte por eso te llamo, por eso te llamo.

Tú como estas
Te llamaba para recordarte todo lo pasado
Lejos de ti
Yo por mi parte con la piel ardiendo en busca de tus brazos

Día tras día creí olvidarte pero aparecías por cualquier esquina
Tú como estas
Yo de rodillas
Esperando que vuelva tu amor a mi vida vacía

Tú como estas, como te va sin mí
Haz encontrado un nuevo amor o aun me esperas
Yo como vez, desesperado
Es mentira que pude olvidarte por eso te llamo.

Tú como estas, como te va sin mí
Haz encontrado un nuevo amor o aun me esperas
Yo como vez, desesperado
Es mentira que pude olvidarte por eso te llamo, tú como estas.

Quisiera saber que has hecho con tu vida en estos días
Como no estas en mi lecho ya yo no tengo alegría

Dime como estas sin mí
Cuéntame como te va si has encontrado un amigo o todavía sigues sola

Dime como estas sin mí
De mi te diré siempre sueño contigo y para mi es un castigo

Te extraño mi amor
Fueron tantos los momentos que juntos pasamos
Que aunque tú no estés presente siempre te siento a mi lado

Dime como estas sin mí
Si estás triste entiendo bien, pues a mi me pasa lo mismo que a usted

Ay, por favor
Dime como estás
Dime como están tus cosas
Dime como estás
Si te mantienes como siempre hermosa
Dime como estás
Déjame saber si aun te hacen falta mis besos
Dime como estás
Pues yo añoro tu regreso

Published in: on 26 septiembre 2009 at 18:43  Comments (10)  
Tags: , ,

Percepción emocional de la realidad


Washington cruzando el Delaware

Washington cruzando el Delaware

Leyendo historia, cosas que cambiaron el curso de la historia. El Cruce del río Delaware por George Washington en 1776 en la guerra de independencia de las colonias americanas, después de 6 meses de derrota tras derrota que redujeron su ejercito a 2.000 hombres (de mas de 20.000), y perder el control varias colonias a manos de los ingleses, el general Wanshington, de noche cruza el rió medio helado en plan comandos, el día después de navidad, ataca por sorpresa una guarnición de 1.000 Hessian de mercenarios alemanes, después de la victoria ser retira volviendo a cruzar el rió, temiendo los amplios refuerzos ingleses.

Literalmente fue una escaramuza táctica sin valor operacional o estratégico, lo que me a sorprendido, es que cambio la historia porque, esta pequeña batalla, alentó la moral y las ganas de independencia, en cambio los derrotados en vez de analizar objetivamente los hechos, se dejaron llevar por las emociones, vieron una gran derrota, periódicos de Francia e Inglaterra hablaban de la derrota, se desmoralizaron y en consecuencia tomaron decisiones erróneas guiados por sus emociones catastróficas.

Esto me hizo pensar en esas “pequeñas batallas de la vida diaria“, cuando en el trabajo, estudio, vecinos, familia, pareja, percibimos una frase, comentario o situación, son pequeñeces sin valor global en la vida, nos lo tomamos muy a pecho, dándole mas importancia de la que tiene, peor cuando muchos han cambiado de trabajo, dejado estudios, de residencia rota parejas a consecuencia de esas pequeñas vivencias dimensionadas emocionalmente sin motivo justificado, a veces hay que parase a pensar y darse cuenta que las emociones cuando no sabemos controlarlas distorsionan la realidad.

Aprender a gestionar las emociones es una tarea pendiente para el ser humano, y no sólo como individuos sino también como sociedad.

Published in: on 31 agosto 2009 at 20:19  Comments (10)  
Tags: , ,

Carta a un amigo


perro abandonado

Hoy he recordado cuando llegué a casa la primera vez. Lo contentos que estabais todos conmigo. Qué hermoso fue para mí ver la carita de felicidad de tu hijo cuando me sacaste de la caja con mi collar rojo recién estrenado. Enseguida nos hicimos amigos y hemos compartido muchas vivencias risas y llantos, momentos de juegos y alegrías.


Quería contarte cómo,desde hace unos días, he andado vagabundeando por las calles, dando vueltas y más vueltas sin saber dónde esconderme. Me he salvado por casualidad de ser atropellado y casi me agarran los laceros con su cuerda. Estoy muy triste,pero no te reprocho nada. En realidad estabas en tu derecho de abandonarme, tú eres el hombre civilizado y yo un pobre perro irracional, así que me arrojaste de casa y no hay más que hablar.¡ Pero qué modo tan cobarde elegiste!

¿Como se te ocurrió eso de tirarme un palito desde el coche para que lo recogiese? Bien sabias cómo me gusta jugar. Cuando salté para cogerlo y devolvértelo aceleraste hasta perderte en la lejanía. No sabes cuanto corrí tras de ti… pero no pude alcanzarte. ¡ Y yo que creía que me habías sacado de paseo!.

Quiero contarte cómo me siento cuando veo un coche parecido al nuestro. Me imagino que te has arrepentido y vuelves a buscarme. Si así lo haces te pido por favor que estés atento, pues he cambiado mucho en estos días. ¿Sabes? cuando nos abandonan, los perros tomamos un aspecto triste. Andamos como sin color y con olor a miseria. Además ,me dieron una pedrada y cojeo de una patita. Me da mucho miedo que no me sepas reconocer.

Yo sigo vagando por la ciudad, buscándote, buscando a ese amigo que me perdió en un recodo del cariño. Bueno, te dejo, que vienen a echarme de estos cubos de basura donde trato de calmar el hambre. Solo un último ruego, por favor, no le digas a tu hijo que me abandonaste cobardemente. El me quería de verdad y no podrá perdonártelo miéntele como me mentiste a mi.

Autor: lo desconozco
Dedicado a todos los que tienen mascotas

Published in: on 10 julio 2009 at 17:08  Comments (12)  
Tags: