Frustración


“Ya estoy mas tranquila… Fui, lo reconquiste, se lo quite a la otra, y ahora sí… La cosa se acabó, pero porque yo lo decidí… ¿Que le parece ese descaro doctor…? cinco años de novio y dejarme de lado como un trapo sucio… ya no me importa, que haga lo que quiera… ¿por que son tan raros los hombres?”

Una persona con baja tolerancia a la frustración , quiere que las cosas sean como el dice, de la forma que dice y cuando tiene que ser, si algo se sale de su control, la frustración hace su aparición, no es capaz asimilar que uno no es el centro de atención, de aceptar perdidas, no admite lo que piensa o siente su pareja, cuando su pareja aborda el desamor y admite “ya no te quiero, lo siento” como un resorte, -¡¡pero yo si te quiero!!, como el hecho de querer a alguien fuera razón para que lo quieran a uno.

Los frustrados son malos perdedores en el amor, por orgullo, por posesión, no hay limites en manipular a la pareja para evitar el abandono, no buscan amor, exigen amor, “es mio” “es mía” desde su punto de vista, todo esta justificado, que es señal de inmadurez afectiva es obvio.

Cuando reflexionaba, me a venido a la memoria, un chico que conozco de vista, su novia, ante una apatía o desamor creciente por parte de él, muy a su pesar, le planteo tomar distancia…, dejarlo…, a lo cual el chico respondió jurando y perjurando, la continuidad de su amor, y pidiendo correspondencia por supuesto. A los pocos días, coincidiendo con el día de San Valentín, rompió completamente la relación, antes cuando era el abandonado NO, después SI, como si eso importara, como si importara mas su orgullo que las lagrimas… suyas no evidente, las de mi amiga.

Published in: on 5 agosto 2008 at 15:26  Comments (10)  
Tags: , , , , ,