Las cosas que nunca me dije


Ayer fue uno de esos días que yo autodenomino …todo el día con la mirada perdida… sin ganas de nada… suelen venir después de mucho reflexionar lo que estoy pensando. y antes de pensar en lo que evito pensar. Al final del día, aunque no era mi día ideal, intente animar y aconsejar de una amiga sobre mal de amores, no se si lo conseguí y si mis consejos eran coherentes, a mi me sentó bien la conversación. Me fui a dormir, no podía, la mirada perdida se concentro en un pensamiento ¿hago yo caso de mis propios consejos? ¿que cosas te digo que tienes que aprender no me atrevo a decirme a mi mismo?, me levante cogí un bolígrafo y estructure una de esas frases sin terminar.

Se supone que es fácil, debería haberlo hecho antes si hubiera conocido antes este ejercicio, mejor tarde que nunca, solo hay que terminar la frase, mínimo 5 veces sin pensar y escribir lo que aparezca en mi pensamiento, sin cuestionarme si es verdad, mentira, lógico, real, bonito, o incomodo… solo escribir… al final me salio casi docena y porque quise para.

Si ahora reconozco que solo me fije en ella para llenar mi soledad entonces…

…reconozco que me engañaba a mi mismo.

…que la odie porque me rechazara.

…proyecte cualidades que ella no tenia.

…reconozco que me sentí como un fracasado.

…solo fue y es deseo.

…nunca me gusto parte de su personalidad quería cambiársela

…sabia que ella no valía nada comparado conmigo y aun así continué con mi propia farsa

…me daba vergüenza que otros se enteraran del rechazo

…me alegro de que me rechazara.

…en ese momento sentí pena de mi mismo.

…reconozco que en esa época era un inmaduro que no sabia lo que quería.

Luego me dormí mas tranquilo… ya tocaba cerrar ese libro, para saber a donde voy, primero tengo que saber quien soy, solo así sabre elegir con quien voy.

Published in: on 26 abril 2008 at 22:20  Comments (15)  
Tags: ,