Realidad no deseada


Las cadenas a veces no sólo son de un desamor….para mi el dolor viene en este escrito de la pérdida de uno mismo…de sentirte impotente con tu propia existencia y dolerte ver pasar el tiempo sin poder reconducir nada… (me respondió “Esencia” a un comentario mio en Puente al infinito)

Soy honesta conmigo misma. Ya no intento ocuparme por no ver la realidad. Tiene una voz tan alta que la oigo igualmente, así que hago lo que me pide la neura. Da igual lo que haga. Nunca seré un ser feliz.
Lo tengo asumido desde hace tiempo. Y cuando llega la ansiedad…aguanto. Como con todo lo demás. (comento mi amiga maRia, por estos lares)

Después de todo lo luchado…, la ilusión…, la buena fe…, verme en el juzgado con mi ex. (una amiga en persona)

Es aceptar sensación de tristeza de fondo, de haber perdido lo que creía que tenia o tendría. Tal vez porque es un sentimiento compartido, entiendo a que se refiere, aunque sea difícil de definir, de ¿tristeza & resignación omnipresente?. Lo que si e aprendido estos semanas, tras reflexionar, es el sentimiento de duelo, por un cambio o perdida se lo que es, pero se me había escapado, que el duelo también es cuando llegado un tiempo constatamos que la vida y la realidad no es como había creído que seria, echas la vista atrás y la ilusión por lo que seria, queda lejos, solo queda un camino empedrado de sueños rotos, tal vez rotos por uno mismo, o por otras personas.

E podido constatar que suele ser a mas edad cuando aparece esa sensación de perdida, ¿crisis de los 30? ¿crisis de los 40? a mas edad, mas tiempo se habrá soñado, aunque la realidad nos despierte un día de hoy sabiendo que el sueño se perdió en el camino, y como dijo un poeta, “…caminante, no hay camino, se hace camino al andar..”, porque todo pasa, hay seguimos sin dejar de caminar & soñar.

“Cantares” Joan Manuel Serrat & Joaquin Sabina

Soledad


Queda una hora para que suene el despertador de la 6 de la madrugada del domingo, para trabajar, ya puestos como no podía dejar de pensar… levantarse tocan, muchos pensamientos…, posiblemente la mitad de lo que pienso son cosas intrascendentes, sueños inconclusos, pero son mis cosas, son mis sueños.

¿Ganas de comer? muchas, después de devorar el tazón de cereales, aquí estoy. El acto de pensar en inherente al ser humano, tal vez pienso… siento demasiado…, desde que somos consientes, nunca volvemos a estar solos, nunca podemos dejar de pensar, cuando me despierto de madrugada es cuando mas se nota la soledad, somos la soledad, nacemos y morimos solos, por el camino procuramos disfrutar de la compañía de los demás con mayor o menor fortuna, con mayor o menor capacidad de amar a los demás, como todo hay que aprender a capitanear la vida desde el amor y no desde el miedo a la soledad.

Me acorde del cuadro que aparece el en blog amigo de Vampiresa, Miranda the Tempest by John William Waterhouse, no soy de arte, pero ese cuadro me da sensaciones, mirando como personas naufragan en la tempestad de la vida, porque no saben amar, el barco también me recuerda el mar de mi vida, que guarda muchos barcos hundidos.

También pensaba en una frase que leí antes de acostarme, de una conversación con una amiga, y su patética respuesta ante la evidencia, a la letra poética de desgarradora letra de una canción de Joaquin Sabina, son las 6:00 el suena Joan Manuel Serrat, “Lucia”, a canción que termina con la palabra Soledad… ahora se escucha “Ya no hay primavera… de Rosana canción “Y por mas”, tantas emociones… nota: poner una canción mas alegre en el despertador, para mañana, que hay que centrarse en el presente, a estas horas, que no son horas, en una cura de sinceridad y soledad, yo solo quería escribir la entrada mas hermosa del mundo.