Proyeccion identificativa


No se donde lei que “La mitad de las cualidades que vemos en los demás son proyecciones… y parte la otra mitad también”, en clave de humor y una realidad de la cual es difícil sustraerse. Tenemos cualidades que proyectamos a la otra persona imaginando que también las tiene, no vemos la realidad, la fabricamos a nuestro gusto, fabricamos al amigo o persona amada con cualidades que tengo, creo tener o me gustaría tener, la persona objeto de la proyección es ideal, se parece mucho a nosotros, porque en verdad es parte de nosotros.

Cuando la realidad y la forma de ser de la persona se impone caen la proyecciones, y se argumenta desconsolado “a cambiado, antes no era así” “no se que vi en ella” “todos me los decían, que no era lo que parecía” simplemente siempre fue así, solo que no quisimos verlo de otra manera. Las proyecciones no invalidan las emociones y sentimientos, la amistad o enamoramiento es “real” porque esa persona existe aunque solo sea en nuestra imaginación, con todas sus consecuencias, incluyendo el desamor, Unala explica con bellas palabras como puede llegar a sentirse una persona en día después, en su entrada Acostumbrándome al hoy

¿Quien tenia la culpa? mi corazón subió hacia el cerebro buscando culpables, -¡las neuronas, ellas tienen la culpa!, zarandeo a la primera neurona que me encuentro y solo atina a decirme. -No se, yo apenas trabajo aquí, miro a mi derecha y veo a otra neurona que trabaja sin parar para evitar pensar, a mi izquierda otra neurona deambula con la mirada perdida…,no hay jefe supremo aquí arriba, ninguna es culpable , ¡porque todas son culpables!. El corazón es como la quinta glaciación, han desaparecido todas la primaveras, poco después una era volcánica expande la lava destruyendo los recuerdos, no me molesto en intentar salvarlos porque no se si soy yo el que a creado la era volcánica.

Años después me encontré con “ella”, un “Hola” sin sentimiento salio de mis labios, ya no se me aceleraba en pulso, ni sonrisa al verla, hablamos unos minutos de como estábamos, que hacíamos, de donde venia, finalmente continué mi camino, sin rencor. Otros años mas tarde veo una mujer que pasa por mi lado, escucho un forzado “Hola” que respondo instintivamente, mientras me pregunto ¿quien es?, al segundo caigo que es ella, me doy la vuelta solo para ver una figura irse, me doy cuenta que era el pasado el que se alejaba definitivamente. ¿Donde va el amor cuando se acaba? ¿en odio? no lo creo, puede que este debajo de las capas de lava, no hay que hacer arqueología porque la nutriente lava a creado un campo fértil para que pueda crecer un nuevo bosque del amor, aunque me pese, hace falta capas de lava para crear una tierra fértil. Pienso que el amor cuando termina se convierte en madurez.