Mujer busca novio rico


novia superficial

Vi esta publicidad en un folleto del Banco, si domiciliaba la nomina no se que de regalos ect… ni me moleste, eso si, la imagen me llamo mucho la atención, chica feliz, sonriente, plena en si misma, porque su novio le regala cosas, creía que lo importaba a las mujeres es los hombres no se quieren comprometer, que no son afectuosos, que no saben amar, nada nada, lo que importa para ser así de feliz son los regalos.

Hay cosas culturales, rol de genero, que están asimilados de una manera aplastante que ni se cuestiona, irónicamente habría que preguntarle a ese tal Roberto que piensa de tener una novia tan superficial y materialista, igual no se a enterado, y piensa que la novia lo quiere por amor.

Me recuerda un caso real una mujer ni corta ni perezosa, no se corto un pelo en poner una consulta en un foro, y admitir lo que pedía de un hombre, que sea rico y como conseguirlo, puestos a pedir, un hombre, le dio una lección de ética, simplemente siguiendo el mismo punto de vista de la propia mujer, si tu eres materialista en el amor yo también voy a serlo.

Análisis de inversión: Una mujer escribió a la sección de asesoría financiera pidiendo consejos sobre cómo conseguir un marido rico. Eso, de por si, ya es gracioso, pero lo mejor de la historia es que un tipo le dio una respuesta bien fundamentada.

CONSULTA:
‘Soy una chica linda (maravillosamente linda) de 25 años. Estoy bien formada (buen cuerpo) y tengo clase. Estoy queriéndome casar con alguien que gane como mínimo medio millón de dólares al año.’
‘Quizás las esposas de los que ganen eso me puedan dar algunos consejos. Estuve de novia con hombres que ganan de 200 a 250 mil, pero no puedo pasar de eso y 250 mil no me van a hacer vivir en el Central Park West.’
‘Conozco a una mujer, en mi clase de yoga, que se casó con un banquero y vive en Tribeca, y ella no es tan bonita como yo, ni es inteligente. Entonces, ¿qué es lo que ella hizo y yo no hice? ¿Cómo llego al nivel de ella? ¡Por favor necesito sus consejos!’
H.S.

RESPUESTA RECIBIDA:
Leí su consulta con gran interés, pensé cuidadosamente en su caso e hice un análisis de la situación.
Primeramente no estoy haciéndole perder tiempo, pues gano más de 500 mil por año. Aclarado esto, considero los hechos de la siguiente forma: Lo que Usted ofrece, visto desde la perspectiva de un hombre como el que Usted busca, es simplemente un pésimo negocio.

He aquí los por qué:
Dejando los rodeos de lado, lo que Usted propone es un simple negocio. Usted pone la belleza física y yo pongo el dinero. Propuesta clara, sin entrelíneas. Sin embargo existe un problema: Con seguridad, su belleza va a decaer y un día va a terminar, y lo más probable es que mi dinero continúe creciendo.

Así, en términos económicos Usted es un activo que sufre depreciación y yo soy un activo que rinde dividendos. Usted no sólo sufre depreciación, sino que como ésta es progresiva, ¡aumenta siempre! Aclarando más, Usted tiene hoy 25 años y va a continuar siendo linda durante los próximos 5 a 10 años, pero siempre un poco menos cada año, y de repente si se compara con una foto de hoy, verá que ya estará envejecida.

Esto quiere decir, que Usted está hoy en ‘alza’, en la época ideal de ser vendida, no de ser comprada. Usando lenguaje de Wall Street, quien la tiene hoy la debe de tener en ‘trading position’ (posición para comercializar), y no en ‘buy and hold’ (compre y retenga), que es para lo que Usted se ofrece.

Por lo tanto, todavía en términos comerciales, casamiento (que es un ‘buy and hold’) con Usted no es un buen negocio ni a mediano o largo plazo, pero alquilarla (leasing) puede ser un negocio razonable que podemos meditar y pretender.

Yo pienso, que mediante certificación de, cuán ‘bien formada, con clase y maravillosamente linda’ es, yo sea un probable futuro arrendatario de esa ‘máquina’. En ese sentido le propongo que hagamos, lo que para estos casos es una práctica habitual: Hagamos una prueba, o sea un ‘test drive’ para validar el interés de concretar una operación.

Puedo alquilarla si usted lo desea.

Anuncios

¿Tener o ser?


A base de interacturar socialmente con otras personas, crece mi sentimiento de que:

Vivimos en una sociedad del desafecto con soledades compartidas.

Que lo que ves es lo que hay, que no dan mas de si.

Que en el fondo de sus corazones no hay fondo.

Que vale mas el TENER que el SER, hay sentimientos que no cotizan en Bolsa, su valor es peor que cero, números rojos, un asiento contable de gasto. ¿La solución es depender?, ¿buscar la aprobación de los demás? ¿mendigar su amor?.

Me rebelo contra eso, NO acepto esas normas para vivir de esta sociedad, ¿se puede decir mas alto pero no mas claro? se puede, un texto que no escribí yo, refleja lo que quiero decir, me queda en consuelo que aparezco en el texto, un detalle por tú parte Gema lo que has escrito, te doy las gracias por escribirlo y por ser una persona integra en tú corazón.

***********************************************

Plagiar un título por enaltecer un sentimiento: “El valor de ser sensible”

Vivimos en un mundo envuelto en guerras, violencia, crisis, y es difícil encontrar en estos espacios oscuros personas que tengan la osadía de revelar las sensaciones y reflexiones más íntimas que dejan al descubierto la sensibilidad que uno lleva por dentro. Sales al mundo, miras a tu alrededor, y lo fácil es encontrar caras asépticas, frases vacías -que sólo a veces se desperazan entre una tenue sonrisa.

Parece que el acercamiento al auténtico espíritu de las personas, la apelación a los hitos que nos hacen vibrar o el dar un atisbo de lo que uno es capaz de sentir, está pasado de moda. Nos conformamos en la mayoría de las ocasiones con mantener conversaciones de medio punto, con emular un aspecto recio y con evitar rozar el corazón de aquéllos que confluyen hacia nuestros espacios vitales porque un “te quiero” puede perturbar la dimensión de fortaleza, y hasta de modernidad, que nuestros congéneres puedan percibir de nosotros.

Mira a tu alrededor, y busca las personas, los momentos con lo que -fuera de la intimidad de una pareja- te atreves a dar rienda suelta a tu corazón y te sientes liberado de la presión que la sociedad en la que hoy estamos sumergidos ejerce sobre tus palabras y la capacidad de expresarte. Todos sentimos, todos somos susceptibles de expresar, con mayor o menor grado de dulzura, lo que despierta en nosotros aquello que estamos viviendo cuando compartimos estados de emoción, de enamoramiento o, simplemente, lo que nos sugiere el contacto con los demás; pero tener la valentía, la actitud de reflejar en un escrito o en el aire lo que de verdad corre por nuestras venas, casi sin filtrarlo por la barrera del cerebro, del control, y exponerlo sin tapujos o sin temor a qué pueden pensar de ti los profanos que se esconden en las frases inocuas, es alimentar, es hacer crecer la certeza de que aún quedan rincones de ilusión y de transparencia dispuestos a darse a compartir con la generosidad del que sólo espera hacer brotar la esperanza y el amor hacia lo que te rodea.

Tener el valor de ser sensible es no tener miedo a vivir, a sentir o a que los demás puedan escudriñar en tus cabilaciones, en lo que puedan descubrir a través de los intersticios que se abren en tu corazón cuando te expresas.

Dani, enhorabuena por tu premio y, sobre todo, por lo que despiertas en los demás cuando compartes tus reflexiones.

Deseo


La distancia era demasiado corta, yo lo sabia y cuesta no pensar…, pero eso no podía pasar, intentaba no pensar…, mientras me contabas, escuchaba el talismán de tu piel, me dolían los besos que no me dabas, mis ojos te imaginan desnudándote ¿o era al revés?, las palabras ensordecían ante el lenguaje de tus manos, mientras me encontraba puliendo el diamante de tu cuerpo a besos…

-¿Me estas escuchando Daniel?.

-A si, solo me distraje un momento…

No estamos asexuados, la sensualidad forma parte de nosotros, eso es lo malo de tener e tratar con amigos o compañeros de trabajo de distinto sexo, comportarme como un cortes eunuco seria anular una faceta mía, tratarte como una gentil asexuada seria anular una faceta tuya, entiendo que solo quieres relacionarte con mi espíritu, entiende que solo quiero relacionarme con tu espíritu, eso si, aunque solo sea por momento, pienso cosas que no corresponde, igual que tu en tu vida, que no vea tu faceta sensual no significa que no exista, no me mientas, no te mientas, ¿acaso tu eres de piedra?.

Me pongo el casco, chaleco antiflechas, y fusil de francotirador en mano, le pego cuatro tiros al cupido del deseo, yace a mis pies, mi cuerpo como buen soldado solo obedece ordenes, si fuera por el, cogería el arco, las flechas y te dispararía el cargador entero, pienso que seria inútil, seguro que tu también llevaras chaleco antiflechas, igual ere todos los tiros y fue un certero disparo tuyo el que lo mato, o fuimos los dos, si vuelve a aparecer seguramente lo acribillaremos a balazos, tal vez los cupidos del deseo estorban, tal vez seamos unos mercenarios en un mundo de soledades compartidas.

Rosana – El talismán

Buscando Rosas en el Desierto


Una imagen me hecho ir un lugar del Ahora… haciendome reflexionar sobre el pasado visto desde el ahora.

Hay cosas en la vida que no podemos manejar, depende de otros, son sus decisiones, acertadas, equivocadas o ignoradas, solo puedes responsabilizarte de las cosas que tu puedes decidir, y procurar elegir como mejor sabes en el momento presente. sin que nadie decida por ti y evitando que el miedo te haga no decidir.

Cuando echo la vista hacia atrás veo los errores y los aciertos, sin comprender, porque me equivoque y como fue posible que acertara, que en la mas absoluta oscuridad encontré mi camino, un camino en pleno desierto, lleno de gente y nadie me daba agua. Simplemente soy otra persona, el Daniel de hoy no es el mismo que de ayer ni sera la del mañana, porque las cicatrices, cerradas o sangrantes, de la vida y del corazón me han hecho crecer como persona, ¿Es que acaso seria yo el mismo sin esas bellas cicatrices?. Gracias a esas cicatrices, ahora se que hay Oasis en el desierto, para un viajero sediento, sin olvidar que yo puedo ser un oasis, para los aventureros y exploradoras que no se conforman con lo que hay y buscan un mundo mejor, entre todos los Oasis damos vida al desierto, no estamos solos.